La medicina tradicional jugó un papel preventivo en Tlaxcala por el SARS-CoV-2

Este texto forma parte de Dosis, una investigación realizada con el apoyo de Google News Initiative

La pandemia por Covid-19 tomó por sorpresa tanto a la población como al sector salud. Durante el 2020 y a principio de 2021, al no contar con una vacuna ni un tratamiento efectivo contra el virus del SARS-CoV-2, la gente recurrió a la medicina tradicional como una manera de hacerle frente a la pandemia. 

Al realizar el análisis de la información de nuestra base de datos, percibimos que 39 de las 100 personas que respondieron las bitácoras habían tomado algún té de jengibre, limón, ajo u otras hierbas como una forma de prevención ante la presencia del Covid-19.

Si bien la medicina tradicional ha sido deslegitimada por parte de la medicina hegemónica, esta investigación revela también su importancia en los municipios de Chiautempan, Tlatenohcan, Contla, Ixtenco y San Pablo del Monte. En estos espacios su uso es común por sus contextos históricos y sociales. 

Para poder entender el papel que jugó la medicina tradicional durante la pandemia, entrevistamos al doctor Iván Bazán, quien nos compartió su uso como medida preventiva durante la pandemia por Covid-19. A pesar de que la población no tenía mucha información sobre los impactos de la pandemia, entendían muy bien la magnitud del problema y el uso de medicina tradicional fue una manera de actuar y protegerse del virus del SARS-CoV-2.

En esa línea, el Dr. Bazán comentó que la medicina tradicional no tiene que estar precisamente peleada con la medicina  hegemónica; sin embargo su estudio e investigación debe ser constante para dar una respuesta certera sobre su efectividad. Pues varios de sus pacientes hicieron uso del té de jengibre como una manera de controlar la tos y aunque el jengibre si ayuda a aliviar las molestias, mencionó que cada caso se debe individualizar y tener un diagnóstico, ya la tos por Covid-19 no era el tipo de tos por la que generalmente los pacientes acuden a consulta; sino que necesitaba de otro tratamiento que garantizara  la desaparición de secuelas originadas por esta enfermedad. 

Para el Doctor Bazán, la medicina tradicional es importante en las dinámicas en las comunidades. Mencionó que para garantizar su uso es importante un proceso de observación científica, pues si bien no duda de su efectividad, es importante un método que brinde seguridad a quienes recurren a ella, y que sobretodo mantenga su esencia. 

Por último, el doctor Bazán mencionó que la pandemia por Covid-19 y el reconocimiento de la medicina tradicional en las comunidades da la pauta a un trabajo en donde la medicina debe humanizarse. En ese sentido los médicos tiene la labor de entender los contextos sociales de sus pacientes, verlos como personas que tienen la necesidad de saber e informarse; y para  el caso del Covid-19, se debieron forjar las relaciones para que el médico fuera sensible tanto con los pacientes como con los familiares, quienes al momento de ser hospitalizados tenían una gran brecha que debió romperse. 

spot_img

Lo más reciente

Quizá te interese