¡Síguenos!

¡Hola! ¿Qué quieres buscar?

DESTACADO

En dos municipios, dos tlaxcaltecas enfrentan esto al cuidar La Malinche

árboles-Malinche-tala-árboles-Mazatecochco-San Pablo del Monte-Tlaxcala
Foto: Yaocalli AC

San Pablo del Monte y Teolocholco. Dos ambientalistas preocupados por la preservación de los árboles en la Malinche, dieron testimonio que prefirieron dejar en el anonimato para preservar su seguridad, sobre el daño causado en dos zonas diferentes de la quinta montaña más grande de México, la Malinche.

Se trata de pobladores  de los municipios de San Pablo del Monte y Teolocholco, a quien llamaremos Julio y Enrique, respectivamente. A continuación te compartimos lo que dialogaron en entrevista para Yaocalli, Centro de Estudios y Acción Social.

SAN PABLO DEL MONTE

Desde pequeño,  Julio empezó a tener conocimiento y a darse cuenta de que se llevaban los árboles y se los robaban. De ahí nació su interés por protegerlos. “Estoy comprometido con mi madre Tierra”, comentó.

Hace más de diez años que en el bosque encontró un lugar de paz y tranquilidad. “Al escalar la Matlalcuéyatl, hay un momento que cuando estás en la cima se escuchaba la tierra, los árboles caer, y todo”, dijo.

Para él, los pueblos o comunidades cercanas o dueños del predio, deben comprometerse a vigilar los árboles, organizar colectivos, asambleas o comités de seguridad alrededor de toda la Malinche. Sugirió la existencia Al de un comité por cada municipio del Estado, «sería lo ideal», compartió, «pues proteger a la Malinche debe ser tarea de todos; tanto por parte del gobierno, como del resto de la población Tlaxcalteca», señaló.

En una ocasión, relata, un grupo de ambientalistas se dirigieron al presidente de San Pablo del Monte, colocaron mantas. Pero les comentaron que si no había una denuncia, no podía haber acciones de solución o seguimiento. No obstante, el colectivo de cuidadores, ha dado nombres y datos de las personas que se dedican a la tala de árboles.

La contingencia no ha sido de ayuda, “debido a la pandemia muchos no han salido a trabajar como se debe, pero se está esperando el momento para ir a las entrañas del bosque para que se documente todo lo que está pasando allí”, expresó el ambientalista.

Nivel de daño cuantificable

A pesar de que no se tiene un número exacto de árboles o hectáreas que han sufrido esta sobreexplotación, al menos en el territorio poblano, han sido años y años de saqueo.

La parte de la Malinche que se encuentra en territorio del estado de Puebla, ha sufrido demasiado, tanto que ahora ya han optado (los actantes del delito) por comenzar a talar en territorio tlaxcalteca, pese a ser un lugar muy tranquilo. Específicamente los lugares donde se ha notado es en Teolocholco, San Cosme, y Tetlanohcan.

La mayoría de las personas que se dedican a la tala son de Puebla. Y en Tlaxcala, se trata de familias que se han acostumbrado a vivir de esa manera, a costa del desgaste del bosque y sus árboles.

“La mafia andante de Puebla y Tepeaca son gente  armada, con camiones grandes. Pasan a todas horas, a la vista de todos. Y la pregunta es, ¿por qué las autoridades no hacen nada?”, refirió el entrevistado.

¿Cómo percibe el que las autoridades no reaccionen ante este delito?

Julio admitió que en un principio sentía coraje, rabia e impotencia, pero que hoy en día su único objetivo es servirle a la montaña.

No sabe si le pasará algo. Vive tranquilo, aun cuando son muchos los ambientalistas que corren peligro. No tiene miedo, por el contrario comenta: “Tengo que hacer algo, porque las futuras generaciones no van a poder apreciar o disfrutar lo que nosotros tuvimos la oportunidad de conocer”.

“Somos insignificantes ante la naturaleza, nosotros podemos morir y podemos hacer y deshacer en nuestra vida. Pero la naturaleza ahí se va a quedar, ella se renueva. Aunque se acabe todo, se va a renovar, pero va a tardar cientos y cientos de años. Nosotros solamente somos pasajeros. Pero da coraje que no hagamos algo, que sólo pasemos por esta vida sin hacer algo, sin hacer nada”, expuso.

En esencia, para él, la tranquilidad de que dejas un mundo mejor es una satisfacción que no te la quita nadie y tener la conciencia tranquila de cuidar a la Tierra, es uno de los motivos de seguir en la lucha.

¿Qué material y qué equipo se necesita para cuidar el bosque?

Agroquímicos para fortalecer los árboles y mejorar su desarrollo, pues funge como su suero, su medicina, o su vitamina. Así como, trampas para detener la plaga del gusano.

El precio de estos agroquímicos, es alrededor de $2,500; sin embargo, corre por cuenta de quienes cuidan el principal pulmón de Tlaxcala. Ahora mismo se encuentran buscando mejores alternativas para continuar combatiendo la plaga y la tala de árboles.

Anterior a la plaga, ¿Qué actividades de cuidado se hacían?

Se realizaban, como comentó, brechas antincendios (para evitar que se propagaran) y zanjas para ayudar al paso del agua; incluso el ejército subía a ayudar.

Es un trabajo sustentable que le concierne a la comunidad, a las autoridades y a los profesionales – agrónomos, biólogos, entre otros -.

El pequeño colectivo al que pertenece ha realizado algunas reuniones de concientización ambiental en poblaciones aledañas, para establecer la problemática e intentar convencer a más ciudadanos a unirse a la protección del bosque.

¿Por qué cree que las personas optan por trabajar en la tala?

Para el entrevistado, han sido patrones que se quedan en la forma de vida de las personas. Y es gracias a sus ideologías, que consideran la tala de árboles como una “tradición familiar”.

El carbón, lo venden en la central de abastos y la demás leña – los trozos – la bajan para venderla con familias adineradas.

En lugar de devastar, deberían aprovechar el bosque para crear cabañas, lugares o instancias para la recreación familiar, sugirió.

¿Qué mensaje les daría a las personas de su comunidad que se dedican a esto?

“La montaña está sufriendo, nos ha dado tanto, nos ha proveído de tanto, que ahora nos necesita, esperando que le regresemos un poquito”.

Sugiere más reforestaciones, y trabajar entre todos para restaurar sólo un poco, de todo el daño que ha sufrido la montaña.

“Solicito la ayuda y colaboración de empresarios, gente del medio artístico, gente que pueda aportarnos un poquito de lo mucho que tiene, para detener un poco este daño. ¡Que llegue a más oídos!”, invitando al resto de la población tlaxcalteca a ser partícipe en el cuidado de La Malinche.

TEOLOCHOLCO

Desde el 2019, en el municipio se percataron del brote del gusano de algunos árboles, pero no se ha hecho nada al respecto. Los trámites con CONAFOR siguen en proceso, a pesar de que la plaga sigue avanzando. Enrique nos comparte esto. Elementos importantes a tomar en cuenta. Dice que al cortar  los árboles sin recibir el tratamiento que requieren, se provoca mayor esparcimiento del gusano. Y son los ingenieros forestales quienes deber realizar un informe técnico sanitario,  con el número de árboles y superficie afectada. Ellos se encargan de realizar el saneamiento (derribo, troce y aplicado de químicos).

El gusano se nota debido a la resina, pero quienes los cortan no saben que dicho gusano también se encuentra dentro de la madera, denuncia.  Las empresas no llegan por menos de 10 hectáreas para  realizar el saneamiento y la solicitud es realizada por los dueños (pequeños propietarios de 2,3 hectáreas), lo que complica dicha solicitud.

Son aproximadamente 50 hectáreas afectadas en Teolocholco, y en épocas de calor (meses de marzo, abril, mayo) es probable que se incremente el daño y la propagación.

Falta de participación en Teolocholco

«No se ha realizado ninguna organización en Teolocholco, ni denuncias respecto al problema de la tala. Hasta el momento no hay mucha participación de cuidadores del bosque en esa área de la Malinche», comentó el ambientalista.

Hace un mes, se abrió una convocatoria,  de un taller para realizar trampas y ninguna persona se inscribió por parte del municipio (de otros sí). Lo que refleja, la falta de interés por parte de los habitantes de Teolocholco.

El derribo de árboles es necesario para evitar o reducir la plaga del gusano en los árboles; sin embargo, las personas que se encargan de la tala ilegal no realizan el saneamiento, como bien lo haría un ingeniero forestal certificado. Una estrategia para evitarlo sería, organizar un comité de vigilancia.

“Hasta junio-julio de 2020, se monitorearon que eran 2 mil o más hectáreas afectadas por la plaga. Lo que provocará un daño ecológico muy complicado para poder restaurar todas las áreas perdidas”, aseveró Enrique.

¿Qué les diría a las personas?

“Que se sumen a las actividades que se tienen que realizar, tan pronto autoricen los permisos para el saneamiento”, agregando además, que muchas veces se piensa que ir a reforestar es plantar un arbolito y se deja a la deriva.

Adviritió que en cada hectárea hay un aproximado de 300 a 500 árboles y no sólo las autoridades deben participar; sino los ciudadanos tienen la obligación también, de reforestar. De no ser así, dentro de unos años, «se sufrirán las consecuencias», puntualizó.

Por cada árbol menos, se reduce la cantidad de agua, y esta escasez ya la sufren los habitantes de Teolocholco, afirmó.

¿Qué material y qué equipo se necesita para cuidar el bosque?

Palas, semillas para reforestar en los meses de lluvias e hidrogel (agua encapsulada). Unos son materiales y otro elemento, es la mano de obra, por lo que invita a los ciudadanos a unirse a la iniciativa de reforestación y darle seguimiento al menos por 2 o 3 años, para reconocer si los árboles pueden sobrevivir.

“Una doctora comentaba que debemos de hacerle el favor al bosque y no. No es un favor, es nuestra obligación debemos de saber coexistir, los árboles nos brindan varias cosas como el agua y el oxígeno. ¿Y nosotros, qué le damos a nuestros bosques? La participación ciudadana va a ser la herramienta principal para que podamos mitigar el núcleo central de este insecto”, declaró finalmente Enrique, como una invitación a la reflexión para la incursión de más ciudadanos en el cuidado de la Malinche.


Te puede interesar: Mientras La Malinche Muere, Mena Busca Activar Ahí Espacio Deportivo Escenario Tlaxcala no recibe dinero por convenios oficiales y no pretendemos hacerlo. Necesitamos de ti que eres parte de esta comunidad de lectores. Suscríbete a nuestro ejército de guerreros y luchemos juntos por más periodismo independiente y contra la desinformación.

Quizá te pueda interesar:

DESTACADO

Luis René Mendoza Samperio. Historiador. Columna invitada Ayer en Tlaxcala se celebró la decisión de incluir al Conjunto conventual franciscano y catedralicio de nuestra...

Cultura

Hueyotlipan, Tlax. Hasta el 23 de julio se realizará en Tlaxcala la primera Muestra Internacional de Cine Hueyotlipan (MIC HUEYO). Ya puedes disfrutar en...

Cultura

Participaron 281 películas y 2458 cortometrajes provenientes de más de 109 países. Hueyotlipan, Tlax. Del 17 al 23 de julio se realizará en Tlaxcala...

DESTACADO

Tlaxcala, Tlax. Es una constante que los ayuntamientos no justifiquen recurso público y que después sean investigados por posible desvió. Tal y como sucede...