¡Síguenos!

¡Hola! ¿Qué quieres buscar?

DESTACADO

Veracruz rechazó el aborto legal; aquí dos historias de mujeres tlaxcaltecas

Tlaxcala, Tlax. El pasado miércoles, la Suprema Corte de Justicia de la Nación rechazó el proyecto para despenalizar el aborto en Veracruz, con cuatro votos en contra y uno a favor; donde afirmaron que la razón fundamental es por presunta omisión del Congreso de dicho estado.

Esto motivó a colectivos feministas a salir a las calles de la Ciudad de México a exigir la despenalización del aborto en todo el país, donde algunas de ellas fueron violentadas por la policía capitalina.

En Tlaxcala, se han detectado hasta siete establecimientos donde se practican abortos bajo la clandestinidad; los costos van desde los 6 mil hasta los 12 mil pesos, según datos de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (Ddeser).

Dichos establecimientos localizados en municipios como Tlaxcala, Huamantla, Apizaco, Chiautempan, Teolocholco y Zacatelco, donde son utilizadas técnicas y medicamentos violentos para las mujeres.

El aborto se penaliza en Tlaxcala hasta con 2 meses de prisión

Pero existen casos como el de Laura, que tenía 22 años cuando se embarazó; tras ir al ginecólogo y preguntarle sobre alguna alternativa, éste sólo se limitó a decirle “Ya estás grandecita”. Sin embargo, no sentía que era el momento adecuado de tener un hijo, por lo que acudió a la farmacia de una amiga de su novio, donde le dieron tres pastillas de Misoprotol.

El proceso fue difícil porque se sintió sola, decidió no decirle a nadie de su familia por miedo a ser señalada, “Es un proceso violento para ti misma, te pone en una situación muy vulnerable, donde estás sola en tu cuarto, te sientes abandonada; puede que esté alguien al pendiente a la distancia pero lo vives sola, sentir los dolores es algo difícil y triste”.

Parecido a su caso es lo que le pasó a Mariana, quien en 2018 supo que estaba embarazada. Ella tampoco quería tenerlo, por lo que acudió a una clínica a Ciudad de México, donde tuvo que conseguir un comprobante de domicilio para poder interrumpir su embarazo, pero no todas las mujeres tlaxcaltecas tienen la posibilidad de acudir a una clínica legal, “Pude tener la posibilidad de realizar este procedimiento porque mi novio me apoyaba, no es algo barato, además del pasaje, la estancia y si vas con más semanas de embarazo, no tienes más que la opción del legrado que es caro, todas deberíamos tener la opción de decidir y acudir a un lugar seguro».

Ignorados mil 600 abortos de Tlaxcala en cifras nacionales

Ambas tuvieron apoyo de sus parejas, pero en el caso de Laura, su relación comenzó a romperse a partir del aborto, “Aunque me acompañó no sentí apoyo después, esperó la cuarentena y empezó a tener acercamientos conmigo pero me sentía incomoda”.

Asimismo, para Laura, el miedo al rechazo por lo que hizo la persiguió durante algún tiempo, “Tenía una carga moral en ese momento, vas creando esos escenarios que te torturan o que te castigan, te autoflagelas, pero todo tiene que ver con un entorno moral, con el miedo a ser señalada; lo cierto es que a partir de ahí empiezas a leer, te informas e investigas”.

Su mejor amiga también se embarazó, después la prima de su mejor amiga; a ambas, ella las acompañó para que llevaran a cabo el mismo procedimiento, “La farmacia a donde fui, como venden por debajo del agua, te dan las pastillas las veces que quieras; incluso ahí me dijeron que hay un señor que cada dos meses las compra, y regularmente son hombres quienes lo hacen”.

Clínicas de aborto operan en clandestinidad en Tlaxcala

Actualmente, Laura sabe que hizo lo mejor, desde entonces, comenzó a ejercer una sexualidad responsable, y está segura que si en algún momento decide ser madre tendrá todas las condiciones para darle una vida digna, “El aborto no se trata de un hobby, cuando alguien se embaraza y no tiene las circunstancias para tenerlo, porque no lo quería o tenía otros planes de vida, tampoco está mal; tal vez su deseo sí es ser madre pero no era el momento, y otras razones, se trata de ser sensibles con todas las circunstancias”.

Para Mariana también su primera opción fue el aborto, considera que una decisión tan importante no se debe tomar a la ligera, por lo que inmediatamente buscó una clínica donde pudiera hacerlo de manera segura, ya que tenía 11 semanas y estaba en el límite legal permitido.

“En Tlaxcala seguro hay muchas chicas que se embarazan y al final los tienen porque no conocen clínicas donde puedan hacerlo de manera segura, porque incluso las que existen no brindan las condiciones adecuadas, tengo conocidas que han ido y señalan que son clínicas muy poco confiables; afortunadamente todas ellas han salido bien”.

*El nombre de las mujeres fue cambiado por motivos de privacidad de datos personales.  Escenario Tlaxcala no recibe dinero por convenios oficiales y no pretendemos hacerlo. Necesitamos de ti que eres parte de esta comunidad de lectores. Suscríbete a nuestro ejército de guerreros y luchemos juntos por más periodismo independiente y contra la desinformación.

Written By

Click para comentar

Quizá te pueda interesar: