¡Síguenos!

¡Hola! ¿Qué quieres buscar?

Cultura

Tianguis y bazares distinguen a Tlaxcala desde época prehispánica

Bazares

Contenido patrocinado por Nómadas Bazar

La historia de los bazares en Tlaxcala

Parece muy lejano aquel tiempo en que los jóvenes cantaban “me enamore de ti en un bazar”.  Pero aún más lejano es el origen de los tianguis. En Tlaxcala hubo uno de los más grandes de la Nueva España en el siglo XVI.

En aquellas épocas, el mercado en Tlaxcala era cada 5 días y no era los sábados. Esto, porque la semana de 7 días no existía en la época prehispánica. A raíz de la llegada de los españoles en 1519 se fijó la realización del mercado en sábado.

Algo que resalta el maestro Armando Díaz de la Mora en su texto “El tianquiz de Tlaxcala”. Es que la entidad sostuvo por varios años a un ejército invasor (los conquistadores españoles). De no haber tenido una economía muy sólida basada en un intercambio comercial con otros pueblos, hubiese sido poco probable que se mantuviera funcionando como sociedad.

Asimismo menciona que Muñoz Camargo escribió acerca del tianguis en Tlaxcala lo siguiente: “La cabecera de Ocotelulco, que llaman la cabecera de Maxixcatzin Tianquiztlatoatzin, señor que decían del mercado, porque delante de las casas desta cabecera, había una muy grande plaza donde se acostumbraba a hacer el tianguis, que quiere decir feria o mercado”.

El 2 de diciembre de 1547, se acuerda que el “tianquiz” general se haría 2 días a la semana: lunes y sábado. Posteriormente el 6 de octubre de 1549, el corregidor Ramírez fijó precios y condiciones de venta. Así como restricción a algunos productos para su comercialización por tratarse de mercancía robada.

El uso de la actual Plaza de la Constitución como sitio del mercado hace que en 1826 se nombre la “Plaza del mercado” y no como se cree “de la Constitución” en 1812.

A partir del año de 1878 el tianguis de Tlaxcala se trasladó a la esquina suroeste de la plaza principal, que actualmente es la Plaza de Xicohténcatl, donde se instaló con el nombre de Mercado Lira y Ortega.

Asimismo, el mercado “Adolfo Bonilla” se ubicó en la parte posterior de la actual parroquia de San José, entre las calles 20 de noviembre, Manuel Lardizábal, Ignacio Allende y 1º de mayo, cuyo terreno denominado ‘Tras la Parroquia’ fue expropiado por el Ayuntamiento de la ciudad a la sucesión testamentaria de José de Jesús Viñas en el año de 1935.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Nómadas Bazar (@nomadasbazar)

Los nuevos bazares

Sin embargo, de unos años para acá y sobre todo con la llegada de la pandemia por el Covid-19, los bazares han regresado para demostrar que no es necesario gastar toda la marmaja en ropa y accesorios carísimos de París. Incluso para ofrecer nuevas alternativas de compra como las tiendas en redes sociales.

El término bazar es un concepto mexicano que nació para incluir en el comercio a sectores “más bajos” de la población. Los cuales, no pueden adquirir productos caros, sino, más bien importados, de segunda mano, de manufactura local, e incluso de contrabando.

Algo muy interesante de los bazares es que emanaron de ese amor de la juventud hacia las cosas “vintage”. Actualmente se realizan muchos en distintos puntos de la república. Donde los jóvenes buscan consumir sin miedo a la pobreza. Además de que este tipo de productos son afables ya que puedes reutilizar algo que a alguien le puede utilizar. Entonces no sólo la moda es sustentable, sino la decoración, pues en estos espacios encontramos hasta las carpetas que tejían las abuelitas.

Una de las características principales de los bazares es que se apropian de la identidad cultural de los espacios; los conceptos, los colores, los sabores transportan a un momento ajeno aunque sea un parque por el que pasas continuamente.

En Tlaxcala hay mercaditos que dan mucha identidad a los espacios públicos. Por ejemplo, la Plaza Xicohténcatl es un espacio para la artesanía. Donde su mayor característica es encontrar productos de origen local para los turistas. Pero también encontramos pulque, quesadillas, agua de barranca, nieves y una serie de artilugios que nos transportan a otro tiempo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Nómadas Bazar (@nomadasbazar)

También tenemos el mercadito alternativo de San Nicolás, que reúne a productores locales y su particularidad es la comida, ya que podemos encontrar desde mole de zetas, dulces de amaranto, chapulines para botanear, entre otros alimentos para chuparse los dedos.

Otro espacio que viene a ser muy alternativo en estas épocas consumistas de la vida es el tianguis del trueque, que recientemente se realizó en varios puntos del estado. Acá en lugar de pagar, más bien, como lo hacían nuestros ancestros; intercambias productos. Aquí puedes llegar con ropa en buen estado que ya no uses, o artículos que produzcas e intercambiarlos por cosas que necesites.

La importancia de la comunidad

Algo que caracteriza a estos espacios, es justamente el trato más afable entre consumidores y vendedores. Se crea una comunidad, un espacio de convivencia donde el objetivo es otorgar productos no sólo al alcance de todos. Sino, que el concepto nuevo de los bazares implica el rescate de las raíces y la alimentación tradicional, así como la vestimenta, el consumo local, la buena onda y el amor al prójimo.

Nómadas Bazar

Como sabemos que ya estás harto de tanto confinamiento y que te cuidas mucho cuando sales a la calle, queremos invitarte a que el próximo 8 y 9 de mayo asistas a Nómadas Bazar, un espacio de emprendimiento y comercio local que busca crear comunidad entre los emprendedores y los tlaxcaltecas que gustamos andar trendy’s y comer sabroso.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Nómadas Bazar (@nomadasbazar)

La cita es en la Plaza las Margaritas en el centro de Tlaxcala (bajandito del empedrado de la Facultad de Filosofía y Letras, junto a un bar conocido por tener nombre de felino grandote). El horario será de 10:3 am a 7:30 pm . Deberás tener acatar todas las medidas sanitarias. Como uso de cubrebocas, gel antibacterial, sana distancia y vibrar alto para pasártela bien bonito con tu novio, novia o familia.

Una de las razones del nombre de este bazar es que sus organizadores pensaron que los emprendedores lanzan una moneda al aire cada día de ventas. Por lo cual tienen que moverse de punto en punto para poder promover y subsistir de la venta de sus productos.


También te puede interesar: Esto Dijeron Las Y El Candidato A La Gubernatura Este 3 De Mayo

Escenario Tlaxcala no recibe dinero por convenios oficiales y no pretendemos hacerlo. Necesitamos de ti que eres parte de esta comunidad de lectores. Suscríbete a nuestro ejército de guerreros y luchemos juntos por más periodismo independiente y contra la desinformación.
Written By

Escribir y comer son su pasión.

Quizá te pueda interesar:

Sociedad

El expresidente municipal y cronista de Tlaxcala, Cesáreo Teroba, murió por Covid-19 la noche del pasado 9 de enero. Las redes sociales se inundaron...

DESTACADO

Vecinos no quieren que laboren ya que consideran que podría ser un fuente de infección, ya que venden ganaderos de diferentes estados Tlaxcala, Tlax....

Cultura

La comunidad flamenca en Tlaxcala realiza eventos constantes durante el año como el Festival Nacional de Escuelas de Danza Española, que este año reunió...

Cultura

Escenario Tlaxcala no recibe dinero por convenios oficiales y no pretendemos hacerlo. Necesitamos de ti que eres parte de esta comunidad de lectores. Suscríbete...